¿Qué es la AT?

La ataxia telangiectasia (AT) es una enfermedad rara, genética y neurodegenerativa que aún no tiene cura. Se manifiesta habitualmente antes de los dos años de edad, pero su diagnóstico es complejo porque se puede confundir con otras patologías neurológicas y puede tardar años. Es multisistémica, afecta a las funciones de diferentes órganos y provoca incapacidad de coordinar movimientos, pérdida progresiva de movilidad (hacia los 9 años se necesita silla de ruedas), dificultad en el habla, estancamiento en el crecimiento, inmunodeficiencia, envejecimiento prematuro, dificultades para comer, problemas en la piel y en la visión, neumonías y patologías del aparato respiratorio, y otras complicaciones como la posible aparición de tumores (sarcomas, linfomas, leucemias...). Un 35% de los pacientes desarrolla cáncer antes de los 20 años de edad.

Los enfermos son plenamente conscientes de su enfermedad, ya que no afecta a sus facultades mentales, pero la AT les impide ya en la infancia realizar de forma independiente las actividades básicas de la vida diaria como vestirse, realizar su higiene personal, alimentarse, ir al colegio y estudiar, etc. Aun así, no hay que olvidar que tienen capacidad para pensar, sentir, amar y, por supuesto, para ser felices.

La enfermedad está causada por una mutación en el gen ATM, localizado en el cromosoma 11, y que codifica para una proteína fosfatidilinositol-3-kinasa. Se trata de un desorden genético autosómico recesivo. Significa que la mutación que ocasiona la enfermedad se encuentra en un autosoma (cromosoma no sexual). Recesivo significa que se necesitan dos genes mutados en el cromosoma 11 para que se produzca la enfermedad. Tanto la madre como el padre deben ser portadores de la mutación para tener un hijo con AT. Cada pareja de portadores tienen un 25% de probabilidades en cada embarazo de tener un hijo que desarrolle la enfermedad.

La prevalencia de la enfermedad es de 1 por cada 100.000 niños (fuente: Orphanet). Existen casos en todo el mundo, y afecta por igual a hombres y mujeres. En España, por estadística, tendría que haber unos 200 casos pero no están contabilizados. Es una enfermedad muy complicada para investigar por la baja incidencia, la complejidad de sistemas a los que afecta (nervioso, inmunológico…) y la dificultad para encontrar financiación. La ataxia telengiectasia es uno de los 400 tipos de ataxia que se conocen.

SÍNTOMAS

La ataxia telangiectasia se presenta casi siempre con ataxia cerebelosa en edades entre los dos a cinco años. La enfermedad se desarrolla de forma diferente en cada niño, y a velocidad distinta, aunque hay síntomas que a veces son comunes:

- Deterioro progresivo del cerebelo. Ataxia cerebelosa: conjunto de síntomas relacionados con la coordinación de los movimientos, falta de equilibrio y la postura que se produce como consecuencia de lesiones e inflamaciones en el cerebelo. Se traduce en una falta de control de los movimientos a nivel de todo el aparato locomotor originando una discapacidad severa

  • Inmunodeficencia primaria (defensas bajas), que provoca infecciones frecuentes, sobre todo respiratorias
  • Movimientos involuntarios
  • Distonia (espasmos musculares)
  • Dificultad progresiva para hablar (disartria, articulación imperfecta al hablar debido a problemas de control neuromuscular)
  • Incapacidad para controlar la secreción de baba
  • Fatiga y cansancio intenso
  • Telangiectasias (pequeñas venas rojas) en ojos, orejas y piel, que se desarrollan entre los 3 y 6 años
  • Dificultades de visión para leer y seguir objetos, apraxia progresiva de los movimientos oculares
  • Dificultades para comer y tragar
  • Debilitación progresiva de los músculos
  • Las infecciones de los senos paranasales y de los pulmones son frecuentes y a menudo provocan neumonías y enfermedades pulmonares crónicas, como la bronquiectasia (ensanchamiento irreversible debido a la inflamación crónica de las vías respiratorias).
  • El riesgo de padecer cáncer es mayor, sobre todo, leucemia, linfoma, tumores cerebrales y cáncer gástrico. Y no pueden ser tratados con radioterapia porque su cuerpo es incapaz de reparar el daño que la radiación causa en las células.
  • Ausencia o displasia de la glándula timo (un órgano glandular linfoide primario y especializado perteneciente al sistema inmunológico)
  • susceptibilidad a neoplasia
  • crecimiento lento y retraso en la llegada de la pubertad
  • radio sensibilidad
  • anormalidades endocrinas
  • cambios progéricos (envejecimiento) del pelo y la piel.

En el día a día se traduce en:

  • Discapacidad severa: necesitan ayuda para tareas cotidianas como comer, vestirse o lavarse los dientes
  • A la edad de 10-12 años dejan de caminar y necesitan silla para desplazarse
  • Dificultad en el habla, problemas de comunicación, derivados de la discapacidad motora
  • Necesitan adaptación curricular en el colegio y mucho apoyo en casa
  • En la atención médica, los profesionales no disponen siempre de toda la información para saber cómo actuar
  • Se cansan más, tienen más facilidad para tener complicaciones respiratorias, dificultad en la visión, problemas de nutrición, necesidad de férulas e intervenciones quirúrgicas…
  • Aún así, la capacidad de sentir, amar, sonreír, divertirse o enfadarse se mantienen intactas

DIAGNÓSTICO

El diagnóstico de la ataxia-telangiectasia puede tardar por los pocos casos existentes y por la confusión con otras patologías.

Se confirma mediante la identificación de mutaciones en ambos alelos del gen de la proteína ATM. Debido a que los portadores de una mutación ataxia telangiectasia suelen permanecer asintomáticos, la evaluación de los hermanos para detectar un estado de portador puede ayudar a predecir sus posibilidades de tener un hijo afectado.

Las pruebas para detectar anormalidades endocrinológicas y cáncer se realizan sobre la base de la presentación clínica.

  • Análisis de sangre
  • Prueba genética

El médico sospecha ataxia-telangiectasia basándose en los síntomas. Los análisis de sangre para medir la concentración de IgA y las pruebas genéticas ayudan a confirmar el diagnóstico. Si los médicos sospechan trastornos endocrinos o cáncer basándose en los resultados de su examen, deben realizarse pruebas para comprobar si estos trastornos están presentes.

Errores comunes en el Diagnóstico de A-T...

Al igual que sucede con otras enfermedades poco frecuentes, como la mayoría de los médicos nunca han visto un paciente con AT, ocurren frecuentemente errores en el diagnóstico.

Puede confundirse porque:

- Se llama ataxia telangiectasia pero las telangiectasias (venas rojas en piel y ojos) no se presentan hasta los 5-6 años, y en muchos casos cuando son mayores.  

- Un historial clínico de infecciones sinopulmonares crónicas aumentaría las sospechas, pero cerca del 30 por ciento de los casos no presentan problemas inmunológicos reconocidos.

- En los comienzos de la enfermedad, el diagnóstico erróneo más común es el de encefalopatía estática (daño cerebral permanente). –

- El desarrollo normal de destrezas motoras entre los 2 y 5 años ocultan a veces la progresión de la ataxia y dan la impresión de mejoría. Por ello, hasta que el desarrollo o progresión de la enfermedad no se haga aparente, el diagnóstico clínico a menudo será incorrecto, a menos que el paciente tenga un hermano/a afectado.

- Y una vez que el progreso de la enfermedad es aparente, el diagnóstico erróneo más común es el de Ataxia de Friedreich. Pero este otro tipo de ataxia se presenta más tarde y tiene características típicas como el "pes-cavus" (altura exagerada del arco del pie debido a contracturas o desbalance muscular) y la "xyphoscoliosis" (curvatura de la espina dorsal hacia atrás y hacia el costado).


Afortunadamente cualquier dificultad en el diagnóstico se puede resolver fácilmente en el laboratorio. El marcador más consistente en es alfafetoproteina elevada en el suero y cuando están bajos los sueros IgA, IgG y/o IgE. No obstante, estos resultados varían de paciente a paciente y no son anormales en todos los casos.

Y el diagnóstico definitivo lo marcan los análisis genéticos.

El Genetic Testing Registry tiene una lista de laboratorios que ofrecen el examen de genética para esta enfermedad. La mayoría de las veces los laboratorios no aceptan contacto directo con los pacientes y sus familias solamente con un profesional de la salud. Un profesional de genética le puede orientar para saber si se necesita hacer el examen genético. (en inglés)

TRATAMIENTO

En la actualidad, NO existe un tratamiento que detenga el curso de la enfermedad, solamente para paliar algunos síntomas.

- Fisioterapia integral: ejercicios para prevenir la rigidez muscular y la movilidad funcional

- Tratamiento preventivo o posterior frente a infecciones: vacunación, inmunoglobulinas, antibióticos… Para ayudar a prevenir las infecciones, los médicos administran antibióticos y un concentrado de inmunoglobulinas (anticuerpos obtenidos de la sangre de personas con un sistema inmunitario sano), que aporta las inmunoglobulinas de las que carece el organismo. Las inmunoglobulinas se pueden inyectar en una vena (por vía intravenosa) una vez al mes, o bajo la piel (vía subcutánea) una vez a la semana o al mes.

- No exposición a radiaciones ionizantes, radiosensibilidad

(sacado de la página https://rarediseases.info.nih.gov/espanol/12971/ataxia-telangiectasia?

La esperanza de vida de los pacientes con ataxia telangiectasia ha aumentado con el tratamiento con antibióticos. Las infecciones pueden ser prevenidas con inyecciones regulares de inmunoglobulinas, especialmente cuando hay infecciones graves y frecuentes y niveles muy disminuidos de IgG. Para los pacientes que tienen niveles normales de inmunoglobulinas en la sangre y respuestas normales de anticuerpos a las vacunas, la inmunización con vacunas contra el neumococo y la gripe (influenza) puede ser útil. Las personas con problemas respiratorios como bronquiectasias crónicas necesitan un tratamiento inmediato.[6][5] 

Para los problemas neurológicos se pueden usar esteroides aunque la mejora es solo por un tiempo y los síntomas vuelven a aparecer a los pocos días de ser suspendidos. 

Medicamentos beta-adrenérgicos pueden mejorar la coordinación de movimientos finos, en algunos casos. Se recomienda fisioterapia para que no haya contracturas musculares que pueden llevar a otros problemas, especialmente si las personas están en silla de ruedas. Es importante la terapia ocupacional y la terapia del habla. La terapia de apoyo ayuda a controlar los movimientos lentos e incontrolables (coreoatetosis) y mejora la falta de coordinación (ataxia).[6][5] 

Cuando los afectados presentan cáncer como linfomas se debe hacer quimioterapia con mucho cuidado porque hay una sensibilidad aumentada a este tipo de medicamentos. Medicamentos como quelantes de hierro (deferoxamina), hormonas de crecimiento y antioxidantes parecen promisores.[5][7] 

Cuando los pacientes tragan pueden aspirar alimentos y líquidos, siendo que en algunos individuos es necesario colocar un tubo desde el estómago hasta el exterior del abdomen (tubo de gastrostomía) para que no se necesite tragar tanto y para disminuir el riesgo de aspiración. 

Exámenes con rayos X no se deben hacer solos si hay mucha necesidad, debido al riesgo teórico de que puedan provocar una ruptura de los cromosomas y llevar al desarrollo de cáncer. En general, los rayos X se deben hacer solamente si el resultado influirá en el tratamiento que se deba hacer y cuando no hay otra manera de obtener la información que el rayo X

CENTROS SANITARIOS DE REFERENCIA EN ESPAÑA

Centros sanitarios de referencia en España para afectados con ataxia telangiectasia (CSUR):

· Hospital Universitari Vall d'Hebron en Barcelona https://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Clinics_Search.php?lng=ES&data_id=123703&Centros%20expertos=CSUR---National-unit-of-expertise-for-hereditary-ataxias-and-paraplegias--children-&title=CSUR---National-unit-of-expertise-for-hereditary-ataxias-and-paraplegias--children-&search=Clinics_Search_Simple

· HUMV - Hospital Universitario Marqués de Valdecilla en Santander

https://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Clinics_Search.php?lng=ES&data_id=71446&Centros%20expertos=CSUR---National-unit-of-expertise-for-hereditary-ataxias-and-paraplegias&title=CSUR---National-unit-of-expertise-for-hereditary-ataxias-and-paraplegias&search=Clinics_Search_Simple

· Hospital Clínic de Barcelona

https://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Clinics_Search.php?lng=ES&data_id=98647&Centros%20expertos=CSUR---National-unit-of-expertise-for-hereditary-ataxias-and-paraplegias&title=CSUR---National-unit-of-expertise-for-hereditary-ataxias-and-paraplegias&search=Clinics_Search_Simple

 

Hospital Sant Joan de Déu Barcelona

https://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Clinics_Search.php?lng=ES&data_id=85155&Centros%20expertos=CSUR---National-unit-of-expertise-for-hereditary-ataxias-and-paraplegias&title=CSUR---National-unit-of-expertise-for-hereditary-ataxias-and-paraplegias&search=Clinics_Search_Simple

 

Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia

https://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Clinics_Search.php?lng=ES&data_id=85128&Centros%20expertos=CSUR---National-unit-of-expertise-for-hereditary-ataxias-and-paraplegias&title=CSUR---National-unit-of-expertise-for-hereditary-ataxias-and-paraplegias&search=Clinics_Search_Simple

Hospital Universitario La Paz

https://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Clinics_Search.php?lng=ES&data_id=74248&Centros%20expertos=CSUR---National-unit-of-expertise-for-hereditary-ataxias-and-paraplegias&title=CSUR---National-unit-of-expertise-for-hereditary-ataxias-and-paraplegias&search=Clinics_Search_Simple

Hospital Universitario Ramón y Cajal

https://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Clinics_Search.php?lng=ES&data_id=112123&Centros%20expertos=CSUR---National-unit-of-expertise-for-hereditary-ataxias-and-paraplegias&title=CSUR---National-unit-of-expertise-for-hereditary-ataxias-and-paraplegias&search=Clinics_Search_Simple

 

 

Acceso